Correr en cinta
350
post-template-default,single,single-post,postid-350,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Correr en cinta

Puede que llegue un día que salir a entrenar es imposible a causa de un día de perros con viento, lluvia, nieve… Si no quieres perder la forma ni el día de entrenamiento en esos días, lo mejor es correr en cinta.

La cinta de correr la puedes tener en casa o utilizarla en cualquier gimnasio y te permite entrenar bajo techo.

Si llega el día que vais a correr en cinta, os compartimos unos consejos para que puedas sacar el máximo rendimiento.

  • Primero que todo, hay que tener cuidado con los cambios bruscos de velocidad, porque es fácil caerse de la cinta.
  • Inclina la cinta al menos con un 1% de pendiente, porque en la cinta no tenemos la resistencia del aire.
  • Intenta no saltar ni mover la cabeza arriba y abajo.
  • Una de las ventajas de la cinta de correr, es que se puede ajustar tanto la velocidad como la pendiente con bastante precisión.

Aunque, en mi opinión, correr en cinta no debe ser sustitutivo de un entrenamiento al aire libre, sino como un entrenamiento complementario o, como alternativa al día de perros.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies